martes, 20 de noviembre de 2012

Pollo a la cerveza

POLLO A LA CERVEZA

La receta de hoy es un clásico del recetario: "Pollo a la cerveza". Y si no habéis preparado nunca el pollo así, seguro que si os animáis a cocinarlo de esta forma, terminará formando parte de vuestro menú habitual.

Es una receta muy fácil y socorrida que no exige renuncias al placer del sabor. La cerveza, que pierde todo el alcohol durante la cocción, le da al pollo un increíble gusto de guiso. Ideal para acompañar con arroces.


INGREDIENTES:
  • 1 pollo troceado / muslos de pollo / pechuga cortada a cuadraditos
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 330 ml de cerveza negra (1 lata) - también se puede usar cerveza rubia
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

MODO DE PREPARACIÓN:
  1. Salpimentamos el pollo y lo doramos en una olla con aceite. lo sacamos y reservamos.
  2. Cortamos en cuadros la cebolla, los ajos, las zanahorias y el pimiento. Sofreímos la cebolla junto con los ajos y a continuación incorporamos el pimiento y la zanahoria.
  3. Cuando las verduras comiencen a dorarse, incorporamos en la olla el pollo que teníamos reservado, la cerveza y un poco de agua si fuera necesario.
  4. por últimos, lo dejamos cocinar a fuego medio unos 15-20 minutos.

Pollo a la cerveza


PROPIEDADES NUTRITIVAS DEL POLLO:

Se pueden apreciar variaciones en la composición de la carne, en función de la edad del animal sacrificado. Los ejemplares más viejos son más grasos. También existen diferencias en la composición de las distintas piezas cárnicas, como en el caso de la pechuga, cuyo contenido en proteínas es mayor que el que presenta el muslo. 

El contenido, distribución y composición de la grasa del pollo es similar al del resto de las aves de corral. Tampoco se aprecian grandes diferencias en lo referente al aporte proteico, equiparable al de la carne roja. 
Respecto al contenido vitamínico, destaca la presencia de ácido fólico y vitamina B3 o niacina. Entre los minerales, el nivel de hierro y de zinc es menor que en el caso de la carne roja, aunque supone una fuente más importante de fósforo y potasio.


¡BUEN PROVECHO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada